Skip to content

Daniela Martín Becerra

26 de marzo de 2023
Daniela Martín Becerra

Una niña cubana de nombre Daniela Martín Becerra, conocida localmente como “La Bella Durmiente”, perdió la vida tras complicaciones tras pasar 2 años en un hospital de Santa Clara le quitaron la vida, pero en su caso particular, la víspera se pronunció su fallecimiento y el día después de su muerte. Los familiares oraron por un milagro, pero la niña seguramente moriría.

Durante dos años fue portadora del síndrome de Guillan Barré, enfermedad en la que su sistema inmunológico no reconoce los nervios y el sistema neuromuscular, provocando debilidad muscular, entumecimiento, fatiga y parálisis ascendente, afectando el diafragma y los músculos del sistema respiratorio, y finalmente el paciente muere.

La menor estaba a cargo de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Pediátrico José Luis Miranda, donde recibió atención médica.

Su madre, Mirka Tania Romero, publicó la triste noticia en la red social Facebook, expresando un emotivo mensaje,

“El cielo está lleno de grandeza y pureza, declara, acepta un ángel llamado Daniela, quédate con Dios por siempre, puedes ir a donde quieras, Dios te bendiga mi niña, vuelas alto, mamá te ama”.

Mañana a las 10 am la funeraria del pueblo de Santa Clara será cubierta con las cenizas de nuestras Bellas Durmientes que tomaron el centro del pueblo y después de tantas batallas decidieron ir a la estrella más grande.

Mirka Tania Romero también agradeció la cooperación de los cubanos, brindándole medicamentos y apoyo.

Todo esto ocurre en medio de la crisis sanitaria y de recursos que hay en la isla de Cuba, pues no cuentan con los medios ni insumos para la atención médica especializada que necesitan las niñas.

Una niña cubana de nombre Daniela Martín Becerra, conocida localmente como “La Bella Durmiente”, perdió la vida tras complicaciones tras pasar 2 años en un hospital de Santa Clara le quitaron la vida, pero en su caso particular, la víspera se pronunció su fallecimiento y el día después de su muerte. Los familiares oraron por un milagro, pero la niña seguramente moriría.

Durante dos años fue portadora del síndrome de Guillan Barré, enfermedad en la que su sistema inmunológico no reconoce los nervios y el sistema neuromuscular, provocando debilidad muscular, entumecimiento, fatiga y parálisis ascendente, afectando el diafragma y los músculos del sistema respiratorio, y finalmente el paciente muere.

La menor estaba a cargo de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Pediátrico José Luis Miranda, donde recibió atención médica.

Su madre, Mirka Tania Romero, publicó la triste noticia en la red social Facebook, expresando un emotivo mensaje,

“El cielo está lleno de grandeza y pureza, declara, acepta un ángel llamado Daniela, quédate con Dios por siempre, puedes ir a donde quieras, Dios te bendiga mi niña, vuelas alto, mamá te ama”.

Mañana a las 10 am la funeraria del pueblo de Santa Clara será cubierta con las cenizas de nuestras Bellas Durmientes que tomaron el centro del pueblo y después de tantas batallas decidieron ir a la estrella más grande.

Mirka Tania Romero también agradeció la cooperación de los cubanos, brindándole medicamentos y apoyo.

Todo esto ocurre en medio de la crisis sanitaria y de recursos que hay en la isla de Cuba, pues no cuentan con los medios ni insumos para la atención médica especializada que necesitan las niñas.

Daniela Martín Becerra
Daniela Martín Becerra